Sobre Dios

Para ser ateo me interesa muchísimo Dios. Yo creo que incluso más que algún creyente.
    En ningún momento reflexionando sobre Dios he considerado la visión de un Dios antropomórfico, con virtudes humanas. Ese Dios, que ni siquiera es el que la Iglesia postula pero que forma parte del pensamiento generalizado de lo que un dios debe ser, es claramente simplista.
Por tanto comienzo diciendo que todas las absurdas divagaciones que aquí leeréis toman en consideración un Dios básico abstracto, no un ente concreto, ni mucho menos un señor viejete con barba blanca rodeado de luz.
    Si nos atenemos a la visión teológica de Dios, de tener todas las virtudes en grado sumo, tendríamos un Dios incompleto. Partiendo de que la concepción de la virtud o de lo bueno y lo malo son disquisiciones humanas sin reflejo en la naturaleza nos encontramos a un Dios sesgado por nuestra propia moral; limitación de base que nos ciega e impide ver con objetividad cualquier aproximación al ente.

    No podemos aproximarnos a Dios basándonos en un pensamiento limitado puesto que se supone que nosotros no lo hemos de concebir, sino que éste ya nos ha concebido a nosotros, desde una superioridad inimaginable.
Otra cosa es que nosotros hayamos creado a ESTE Dios.

    Reflejado en la naturaleza Dios es tanto el volcán furioso que aniquila especies como el niño recién nacido. Ni el volcán es bueno o malo, ni el nacimiento es bueno o malo. Por tanto no podemos tener un Dios bueno en grado sumo, hemos de tener un Dios que sea capaz de conciliar todas las cosas que nos rodean, visibles o invisibles, abstractas o concretas.

Premisa:
  • Si asociamos Dios según nuestro concepto de virtud obtendremos un Dios incompleto.
Conclusión:
  • De existir, el Dios propuesto sería solamente la mitad de Dios.

    Si aceptamos que todas las cualidades en grado sumo han de estar presentes en Dios -teniendo en cuanto que las calificaciones de buenas, malas o regulares son un artificio humano o barreras de nuestra moral-, tendríamos que aceptar un Dios infinitamente bueno y a la vez infinitamente malo, un Dios infinitamente bondadoso y a la vez infinitamente perverso.

    Sería el Dios completo o de los pares, sin lo cual la unidad y unicidad de la que siempre ha presumido nuestro Dios, quedaría en pura falacia.
Considerando pues que Dios es todo de una cosa y todo de la cosa opuesta, a un mismo tiempo; podríamos deducir varias cosas:
  • Dios es un equilibrio perfecto
  • Dios es Todo
  • Dios es Nada (se anula a sí mismo)
Lo que intentaré razonar ahora es que la primera y la tercera afirmación son la misma: Que el concepto de Dios queda reducido a uno de equilibrio perfecto entre pares, y que dicho equilibrio estático lleva a la inexistencia.

1) Primera ruta a través del equilibrio:

    Todo es equilibrio:
    Dentro de la dinámica inherente a un equilibrio complejo se desarrolla nuestra vida, nuestra existencia, la naturaleza.
    En ella encontramos mecanismos de equilibrio o de compensación actuando paralelamente tanto a nivel microscópico como a nivel macroscópico. Desde las fuerzas gravitatorias que mantienen anclados a planetas en sus órbitas hasta lás débiles fuerzas que mantienen un enlace atómico, sin la cual nuestro mundo no sería otra cosa que una sopa atómica informe (como decía Einstein).
    El mundo es en sí un enorme Sistema de Control (al modo de los sistemas de control industriales, que de hecho 'copian' su concepto de retroalimentación de la propia naturaleza).
    El error mueve al mundo y lo hace dinámico, si no hay error no hay desviación del punto de equilibrio ni se activan los sistemas de correción. Por tanto la existencia es necesariamente imperfecta, ya que se basa en ella.
  • La existencia transcurre en el tiempo en que se reequilibran los errores
Si no hay desequilibrio, no hay movimiento, ni transcurso de existencia.

2) Segunda ruta a través del cogito o flujo

    Intentamos llegar al mismo razonamiento desde otra perspectiva. No partiremos del principio del cogito de Descartes al completo, puesto que a pesar de que intuitivamente y para mí es válido, muchos estudiosos consideran que es tautológico, o que no demuestra la existencia de un YO en la frase: (YO) Pienso luego existo.

Para nuestros objetivos tampoco nos hace falta una exhaustiva desmembración y análisis del YO, nos bastará considerar un ente pensante.

Pienso luego soy

Luego existe la existencia y existe algún ente pensante. (Notar que en ningún caso existencia infiere existencia física) A partir de la acción del pensamiento nace la conclusión.
    Un pensamiento sigue un desarrollo, tampoco necesariamente en el tiempo, ni ordenado.Un simple parpadeo en la nada, apartándonos del punto de equilibrio de forma momentánea para que haya suceso.
    Se podría decir que hemos de apartarnos de Dios para existir, o bien que Dios es incompatible con dicha existencia.
Si partimos de que no podemos demostrar un ente pensante a no ser que se produzca la condición previa, hemos de asumir que sin la acción o el flujo del principio del cogito no podríamos demostrar ninguna existencia.

(Este es el famoso: ¿Hace ruido un árbol que cae en mitad del bosque sin nadie que lo oiga?)
Según esto sólo se puede demostrar la existencia desde un entorno dinámico o móvil (el flujo o transcurso del pensamiento); y no en un entorno estático e inamovible donde no hay posibilidad de acción.
Como el otro extremo es indemostrable, no podré decir Dios no existe.
Sin embargo:
  • Dios existe en tanto en cuanto existen las cosas inexistentes
O bien:
  • Dios existe solo en la medida en la que lo hace una cosa inexistente

    No porque Dios no exista en la forma clásica o religiosa de existencia, ni en ninguna otra forma de existencia comprensible, no se le ha de tener en cuenta.
    Dios es un caso especial de cosa inexistente. No es como un unicornio con peluca, -sólo inexistente-. En Dios concurren el concepto de inexistencia (el equilibrio perfecto) y el objeto inexistente (él mismo) cosa que no ocurre con ninguna otra entidad inexistente.

A modo de resumen de lo anteriormente dicho:
  • Dios - Nada : inexistencia (equilibrio estático pleno)
Que incluye a:
    • ente inexistente : inexistencia (equilibrio estático parcial)
  • Algo: existencia (desequilibrio o equilibrio dinámico)
  • Todo: existencia (equilibrio dinámico)

Lo importante será ver en próximos articulos qué grado de 'existencia' se le puede otorgar a una cosa inexistente (algo que parece una paradoja en sí mismo). Ya que esto afectaría directamente a mi visión de Dios, pero no sólo, no soy teocéntrico. Otorgar una 'existencia' intuitiva a cosas inexistentes puede llevarnos a nuevas y disparatadas conclusiones.

Comentarios:

IPSUM el 22/6/2005 - 22:08

En relación a este razonamiento habría que puntualizar que partimos de un punto de vista generalizado (idealizado en cierto punto), por tanto me atrevería a refutarlo o, al menos, a debatirlo.

Teniendo en cuenta que la visión teológica da por sentado una idea "innata" de Dios, de "lo bueno" y de "lo malo", en todo hombre, podriamos poner en duda este planteamiento. No podemos conocer qué entienden por Dios (entiendase también virtud y resto de calificatibos aplicables) todas y cada una de las personas que existen, por no mencionar de las que existieron y de las que existirán. Es decir, sería perfectamente tangible, y de hecho así ha sucedido a lo largo de la historia de la humanidad, que los conceptos de Dios, los calificativos, e incluso la escala de valores, fuesen diferentes entre nosotros. De este modo, al desmontar el axioma sobre el que se asentaba el razonamiento (el pilar fundamental del edificio), nos obliga, cuan menos, al replantearlo.

Una vez llegados a este punto se nos plantean dos opciones, realizar un nuevo razonamiento para el tema que nos ocupa, o, más interesante (y no por ello más sencillo), replantearnos los problemas de dicho razonamiento, bastante ingenioso hay que decir, y así dotarle de una base solida.

Para dar ejemplo plantearé yo mismo una de las posibles soluciones: "El Dios personalizado, un Dios personal sin dejar de ser único". Un Dios concebido por cada mentalidad, pero que, a diferencia de lo que se pueda pensar, esto en vez de dividirlo lo une y refuerza, lo hace más rico espiritualmente, en otras palabras: lo hace más DIOS.

Finalmente, para apoyar mi hipótesis pongo a cuntinuación un documento único, resultado de un duro trabajo de investigación y/o espionaje, gracias a la infiltración dentro de uno de los grupos de personas más selectos e impenetrables de la actualidad. Se trata de un ritual hasta ahora desconocido por el resto de la humanidad. Así es, mucho mejor que cualquier información sobre masonería o sectas secretas, un exclusiva digna del Pulitzer. Sin más dilación, les presento la oración que realiza todo científico que se precie, su credo:

"Creo en el DNA todopoderoso, creador de todos los seres vivos.
Creo en el RNA, su único hijo, que fue concebido por obra y gracia de la RNApolimerasa; nació como transcripto primario, padeció el poder de metilasas, nucleasas y poliadenilasas.
Fue procesado, modificado y transportado. Descendió al citoplasma y, a los pocos segundos, fue traducido a proteína.
Ascendió por el Retículo Endoplásmico y el Complejo de Golgi, y está anclado sobre la membrana plasmática a la derecha de una Proteína G, y desde allí ha de controlar la traducción de señales en células normales y apoptóticas.
Creo en la Biología Molecular, la Terapia Génica y la Biotecnología, en la secuenciación del genoma humano, la correción de mutaciones, la clonación de Dolly y la vida eterna...
AM?N."

thessoro el 22/6/2005 - 23:07

por tanto me atrevería a refutarlo o, al menos, a debatirlo.
Desde luego, para eso está.

Quizá el problema una vez más es el lenguaje, entiendo que el Dios que expones en el comentario es una especie de conciencia universal que se manifiesta de forma distinta en cada una de las personas que lo conciben. Yo creo que sería como una sucursal de Dios, y en cierta medida apoya lo que digo de que "nosotros hemos creado a ESTE Dios".
¿Existiría Dios si no hubiese ninguna conciencia que lo concibiera?

Quizá lo interesante para mí en el artículo fue abstraerme de esas 'diferentes escalas de valores entre nosotros' para escalar a ese Dios, como tu dices, más generalizado (idealizado, evidentemente Dios es perfecto e ideal (de la muerte oye))

Bueno, se compartan o no las teorías realmente es lo que menos me interesa; tampoco es un blog de profunda meditación metafísica. Lo que más me interesa es, si es posible, suscitar la reflexión propia de algún lector, provocar un pensamiento propio, y eventualmente expresarlo (como ha sido el caso).

maria (mari_lulu1996 at hotmail dot com) el 18/10/2006 - 17:07

concepto del equilibrio estatico

pa (palmiricosas at hotmail dot com) el 2/5/2007 - 21:26

Me han interesado muchos sus comentarios, yo, al igual que usted, medito mucho sobre Dios, y creo que voy un paso mas allá, de lo que he podido leer en sus escritos, primero le cuento que no pertenezco a ninguna religión, pero no por eso las he dejado de lado, ya que me interesa mucho las ideas y conceptos que se recopilan en ella, prefiero mas bien el estudio de la física, y las ciencias naturales, ellas me han hecho comprender y conocer mejor a Dios que las antiguas religiones.

Sierre debemos tener una mente abierta, pero sincera, no mintiéndonos e ir paso a paso aclarando nuestras dudas, sobre todo de Dios, le dire que en la realidad de la vida, no puede haber contradicciones, si existe alguna, eso es por la falta de comprensión en alguna rea, o simplemente porque ella es falsa.

Sobre si Dios es bueno y malo a la ves, me parece un razonamiento aceptable, pero que no es propio suyo, ya que han y existen religiones en la actualidad que nombran a un dios con esas características, si a escuchado de Abraxas, concuerda muy bien con su idea de Dios. Pero le diré, que razonando un paso mas allá, se dará cuenta que el Ente llamado Dios , o el padre, no es ni bueno, ni malo.
El no es ni blando ni duro, ni luz ni oscuridad, no es materia tampoco antimateria. En realidad no es nada, pero existe, y de el a pesar que no es ??todo,?? de el proviene ??todo?? y percibe ??todo?? sin ser parte de el mismo.

Complicado? En realidad no lo es.

Dios, es el ser único todo poderoso, ya que el poder mismo es el. Me refiero a que el no es poderoso sino que el mismo es el poder. El crea lo ke quiere crear, para ello el forma un escenario en donde cabrán todas sus creaciones.

El no tiene barba blanca ni ojos ni brazos, pero puede tenerlos cuando el quiera, así como puede ser puerco o las tortugas ninjas, las cuatro a la ves.

Si el quiere se presenta como una zarza ardiente en un monte o como la brisa que sientes, o como la materia en donde el quiera.

El puede ser usted o yo, o ser su reflejo en el espejo. El puede estar y no estar.

Pero el siempre existirá.

Para el los sentimientos son procesos químicos de los cerebrados, para el la reacción es acción de lo mandado por el mismo.

Usted ve lo bueno y lo malo, pero eso, es solo gracias a la cultura de los humanos, los humanos adoptaron creencias y conceptos a fines de sus aprendizajes.

Dios creo el bien y el mal, para que coexistieran y sean funcionales
Como sabes si algo es bueno, si no conoces lo malo?

Como sabes si algo tiene buen gusto, si no conociste lo que te desagrada?

Si existiera solo un camino, podrías elegir cual caminar?

Y si no puedes elegir, podrías darte cuenta de todo?

O pretendes ser una maquina solo funcionar de una única manera, sin propósito o fin?

El hombre tiene propósito y un fin, para eso el elije, para eso, el bien y el mal, para conocer, para actuar.

El hombre tiene que elegir.

Ahora te are una pregunta:

El que seas ateo o creyente, cambia algo la existencia de Dios?.

Dirás, bueno si todos son ateos, entonces Dios no existe.
Pero el suelo que pisas seguirá existiendo antes y después de los hombres, y el cosmos y el universo, y a pesar de tus creencias sean correctas o equivocadas, lo existente existirá.

En la actualidad ahí muchos libros sagrados y en la historia del hombre también, muchos pensadores se dieron cuenta de la existencia del ente creador. Pero a pesar de ello los animales estarán concientes de que existen aquellos libros? o pensamientos?
Ciertamente que no, pero no por ello, no existen mi amigo.

Introducir Comentario:

  Recordar datos:




CAPTCHA


(*) Campo obligatorio